TRINIDAD

 

Sus numerosos y reconocidos valores patrimoniales constituyen, sin lugar a dudas, el atractivo mayor para cualquier visitante llegado a Sancti Spiritus, una provincia localizada en la porción central de la Isla y en condiciones de ofrecer además otros productos turísticos completamente vinculados al disfrute de la naturaleza y el mar.

 

Ninguna otra región del país resguarda en sus límites territoriales dos de las primeras siete villas fundadas por el colonizador Diego de Velásquez: la propia ciudad capital. Sancti Spiritus y la Villa de la Santísima Trinidad de Cuba. Esta ultima declarada por la UNESCO Patrimonio Mundial de la Humanidad.

 

La bien conservada riqueza arquitectónica distingue a Sancti Spiritus como una apacible urbe, que muchos la identifican por el viejo puente de piedras sobre el río Yayabo, de aspecto medieval y único de arcos abovedados construido en la Isla.

 

El puente además, es paso obligado en el camino a Trinidad, una ciudad colonial aparentemente detenida en el tiempo y encantadora, no solo por sus múltiples espacios y plazas públicas, edificios con notable influencia neoclásica y barroca muy bien conservados, y calles empedradas ricas en tradiciones y leyendas, sino también por la cercanía del mar y la montaña.

Recomendamos Visitar

 

Parque Nacional Topes de Collantes, Iglesia Parroquial Mayor, Plaza de la Caridad, Lago Zaza, Zonas tabacaleras, La Canchanchara, Torre Manaca Iznaga, Valle de los Ingenios, entre muchos otros sitios de interés para el visitante.